HALITOSIS, UN PROBLEMA DE ALTA PREVALENCIA

La halitosis o “mal aliento” constituye un problema de salud bucal que afecta la vida de muchos individuos, disminuyendo su confianza y perjudicando sus relaciones interpersonales, tanto familiares como profesionales. A nadie le gusta ser rechazado o ser motivo de burla por presentar mal aliento; peor aún cuesta asumir el problema y afrontarlo debidamente, pues toca nuestra autoestima y amor propio. Para salir de él en forma exitosa hemos decidido dar a conocer sus causas y formas de tratamiento.

Las causas de esta condición son variables, no obstante el 90% de ellas se originan en la boca y sólo el 10% restante son consecuencia de otros problemas médicos que pueden estar afectando el estado de salud general del individuo, afecciones tales como disturbios gastrointestinales, infecciones de las vías respiratorias, etc.

Para el diagnóstico, es necesario un examen acucioso realizado por el odontólogo el que detectará problemas como sangramiento, acumulación de placa bacteriana en encías, dientes y lengua causando problemas en la cavidad bucal que van desde una gingivitis (inflamación y sangramiento de encías) hasta una periodontitis (con pérdida de hueso).En tal caso se derivará al especialista (Periodoncista) en forma oportuna.

No deja de ser importante mencionar que en boca se han detectado más de 300 bacterias asociadas con la halitosis, y dentro de ellas más del 80% se encuentran ubicadas el la placa bacteriana subgingival, es decir, bajo el margen de la encía. Esto tiene especial relevancia, ya que la ubicación de este conjunto de bacterias bucales causantes de halitosis es el blanco al cual deben apuntar todas las medidas resolutivas del problema, acciones que serán realizadas tanto por el odontólogo como por los mismos pacientes.

El plan de tratamiento apropiado para combatir la halitosis incluye distintas acciones terapéuticas y preventivas:

  • Visitas regulares al odontólogo para mantener un estado bucal saludable, esto es, libre de caries, la presencia de restauraciones en buen estado y un terreno periodontal (encías y huesos maxilares) firme y libre de enfermedades.
    En muchas ocasiones, no basta con la visita al dentista general sino que será necesario recurrir al especialista correspondiente (Periodoncista).
  • Higienización completa de la boca, lo que incluye un destartraje o eliminación de cálculo dental (sarro) ubicados sobre las encías en relación a las coronas dentarias. Pulidos radiculares realizados por el Periodoncista (especialista) quien erradicará los depósitos de tártaro presentes bajo la encía adosados a las raíces de los dientes.
  • Realización por parte del equipo de salud de charlas motivacionales y la enseñanza de las técnicas adecuadas de instrucción de higiene oral a sus pacientes.
  • Uso de cepillos dentales de filamentos suaves y dentífricos que contengan altos niveles de flúor y agentes antisépticos que favorezcan la eliminación de las bacterias bucales. Todos ellos adecuados a la edad y boca del paciente.
  • Uso de seda , cinta o hilo dental y/o elementos auxiliares (cepillos interdentales, uni-penachos, limpia-lengua, etc.) que permitan eliminar en forma eficaz los restos de alimentos y la placa bacteriana ubicada en sitios de difícil acceso (lugares donde el cepillo no llega).
  • Uso de colutorios o enjuagatorios bucales, indicados por el dentista tratante, que mediante la acción química de sus distintos componentes ayudan a la preservación de la salud de la boca.
  • Ingesta abundante de agua (1 a 2 lts.) para ayudar en la producción de saliva y favorecer la autolimpieza de nuestros dientes y encías.

Con todas estas medidas y consejos debiéramos lograr combatir este desagradable problema de halitosis y poder tener bocas saludables con un aliento fresco que nos permita desenvolvernos adecuadamente en nuestra sociedad.

<<< HAGA CLICK AQUI! CONTACTENOS >>>

Para más información sobre tratamientos dentales para dar tratamiento a la halitosis y servicios de CLINICA ODONTOLOGICA EDENT, Contáctenos! Dientes Sanos y Sonrisas Felices!